El fondo de alcachofa se obtiene al desproveer la alcachofa de tallo y de la totalidad de las brácteas interiores. Para industrializarla se sumerge en salmuera ácida para posteriormente ser escaldado, enfriado y calibrado. Los fondos limpios son conservados en envases de hojalata herméticos con líquido de gobierno compuesto por ácido cítrico y sal marina.

Periodo de recolección y elaboración

Ficha técnica