Para obtener el corazone de la alacachofa, el fruto es calibrado, cocido, desprovisto de tallo y brácteas exteriores. Para su industrialización los corazones limpios son conservados en envases de hojalata herméticos con líquido de gobierno compuesto por ácido cítrico y sal marina.

Período de recolección y elaboración

Ficha técnica